GN Streaming Media Player

Descarga Biblia

e-Sword Home

El guionista del Hombre de Acero agregó que "el mito de Moisés es otra influencia. Superman, tiene sus raíces en el Viejo y Nuevo Testamento también. Él es un personaje mesiánico.
Una de las grandes promesas de éxito en los cines para este año, es “El Hombre de Acero” (The Man of Steel), la nueva película de Superman que será lanzada este próximo 14 de junio. Sin embargo, en una conferencia de prensa, el director Zack Snyder fue claro y comparó al personaje ficticio con Jesucristo lo que provocó protestas de los cristianos.

Henry Cavill, es quien interpretará al superhéroe que se enfrentará contra el villano general Zod, pero el guion de la película viene lleno de simbolismo. “La relación entre Jesucristo y Superman no fue inventada por nosotros. Existe desde la creación del personaje. Pero es una de esas cosas que han desaparecido en las últimas décadas… pensé que deberíamos hablar de nuevo de esta mitología y de la importancia de este personaje y su relevancia para el momento. La mitología de la historia, ofrece un interesante paralelismo con la historia de Cristo, dando una capa extra de interés a la película. La filosofía, la religión, el respeto de los comics, todos nos interesa”.

El guionista David Goyer añadió: “El mito de Moisés es otra influencia. Superman, también tiene sus raíces en el Viejo y Nuevo Testamento. Él es un personaje mesiánico y al mismo tiempo a través de Beowulf, Gilgamesh, entre otros héroes clásicos que representan la reconciliación entre los dioses y nosotros”.

“Es una obra de ficción, pero con preocupaciones reales acerca de lo que representa. Superman, es una metáfora sobre la búsqueda de su lugar en el mundo actual. Todo el mundo lo interpreta mal cuando era niño, cuando era joven. Tal sentimiento es universal”, agregó Snyder.

No es la primera vez que los fabricantes de películas hacen este tipo de paralelos. El mes pasado, en otra entrevista, el director llegó a decir que el logotipo que identifica a Superman “es el segundo símbolo más popular del planeta, sólo superado por la cruz cristiana”. Algunos líderes religiosos no les gusta la comparación de un héroe de fantasía con la importancia histórica de Jesucristo, el salvador del mundo.