GN Streaming Media Player

Descarga Biblia

e-Sword Home

Se trata de una enorme columna tallada de gran valor arqueológico, situada cerca de Belén, y según los expertos relacionada con el reino de David y Salomón en tiempos del Primer Templo.

El guía turistico israelí Binyamin Tropper pensó que era el primero en descubrir una enorme columna en las afueras de la ciudad de Belén, pero se sorprendió al saber que las Autoridades Judías conocían su existencia durante décadas y han mantenido en secreto el hallazgo.

Cuando me dio cuenta de la importancia de este pilar, lo comunicó a la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA por su siglas en inglés), que respondió: "Está muy bien pero manténganlo en silencio".

Tropper ha desobedecido la petición de la IAA para quedarse callado en relación a este descubrimiento, ya que cree el beneficio de excavar en la zona supera los posibles conflictos. Sin embargo, Tropper no ha revelado la ubicación exacta de la columna para evitar atraer ladrones de antigüedades y por encontrarse en un huerto propiedad de un palestino.

EL PILAR DEL REINO DE DAVID Y SALOMÓN
El pilar tiene unos 2800 años de antigüedad, se encontraba dos metros bajo tierra y "pesa (aproximadamente) cinco toneladas, por lo que no se puede mover", señala Tropper, por lo que "se puede asegurar que está en su lugar" original.

En los últimos 30 años en Israel se ha venido debatiendo acerca del tamaño y la importancia del reino del Rey David y de su hijo Salomón y la veracidad de lo que relata la Biblia. El diseño de esta columna, según Tropper tiene una coherencia con la arquitectura de tiempos del Primer Templo y ayudará a proporcionar pruebas concretas de la existencia del Reino de David y Salomón en la región de Judea.
 
  A principios de este mes, varios arqueólogos israelíes prominentes fueron llevados a inspeccionar el lugar. Entre ellos estaba Yosef Garfinkel, un profesor de arqueología de la Universidad Hebrea. “No hay duda de que los restos son los de la construcción monumental de la época del Primer Templo”, dijo Garfinkel, que explicó que la parte superior de la columna, conocida como capitel, es de un tipo conocido como proto-eólico, un estilo se remonta a alrededor de 2800 años atrás.
 
La columna marca la entrada a un túnel de agua excavado en la roca que alcanza unos 250 metros bajo tierra, un complejo que es casi seguro que sólo pudo ser llevado a cabo por los reyes de Judá en la cercana Jerusalén.

Por su tamaño y estilo, dijo Garfinkel, el túnel evoca otro gran proyecto similar de los tiempos del Primer Templo, el túnel de Siloé en Jerusalén (ahora bajo el barrio árabe de Silwan, que fue construido por el rey Ezequías para canalizar el agua en la ciudad antes de un asedio asirio en el siglo octavo antes de Cristo, de acuerdo al libro de Reyes).

Si fuesen ciertas estas afirmaciones, la época de este pilar se remontaría a tiempos del Rey Salomón y se relacionaría con la construcción del Primer Templo y la presencia del reino de David y Salomón en Judá.

LA ARQUEOLOGÍA Y LOS PROBLEMAS POLÍTICOS
Debido a la complejidad de las relaciones árabe-israelíes el hallazgo está siendo voluntariamente ignorado para evitar que se produzca una mayor tensión en el debate sobre quién tiene derecho sobre el lugar geográfico denominado en el mundo occidental como Tierra Santa. "Como el lugar donde se encuentra está en la Ribera Occidental y no dentro de las fronteras oficiales de Israel, es más problemático excavar allí que en Israel", señala Yosef Garfinkel, profesor de arqueología en la Universidad Hebrea.

La IAA envió a FoxNews un comunicado cuidadosamente redactado que reconoce superficialmente el descubrimiento de la columna y donde expresa su preocupación por la relación inevitable entre la arqueología y el conflicto de Oriente Medio.

"La compleja realidad de Israel conlleva a que a veces la disciplina académica arqueológica se relacione con los problemas políticos en materia de derechos y raíces históricas", señala la IAA a FoxNews en su correo electrónico. "Cuando un descubrimiento arqueológico importante requiere de investigación adicional, la IAA vela porque se haga y tal es el caso: la IAA está trabajando para llevar a cabo una excavación completa del sitio, que permitirá el estudio a fondo para divulgar sus conclusiones tanto en publicaciones generales como científicas".
 

Fuentes: Entrecristianos, The Times of Israel