GN Streaming Media Player

Descarga Biblia

e-Sword Home

La pequeña falleció en Yemen, por una grave hemorragia interna debido a lesiones sexuales provocadas por su marido, de 40 años, en su noche de bodas.

por su marido, de 40 años, en su noche de bodas.

09 DE SEPTIEMBRE DE 2013, YEMEN

El reciente suceso vuelve a conmocionar al mundo y pone de manifiesto la tragedia y horror de los matrimonios concertados que incluyen a niñas, que en algunos casos no superan los diez años. Según Unicef, el 36% de mujeres del mundo de 20-24 años fueron casadas antes de los 18 años.

"Para el año 2020, 142 millones de niñas inocentes en todo el mundo serán separadas de sus familias, privadas de una educación y puestas en peligro debido al matrimonio de menores", afirma Ban Ki-Moon, secretario general de las Naciones Unidas.

UN INFANTICIDIO
Según informa  The Huffington Post , en Yemen una niña de tan sólo ocho años murió durante la noche de bodas con su marido de 40 años. Falleció debido a las lesiones sexuales internas que sufrió producidas por este hombre que legalmente era su marido.

Según el informe médico, la pequeña murió debido a una fuerte hemorragia producida por el desgarro interno de sus genitales durante su “noche nupcial”.

Desde Kuwait, donde se conoció la noticia, han exigido actuar contra este hombre así como contra la familia de la niña por permitir el matrimonio.

UNA PRÁCTICA EXTENDIDA
Lo cierto es que cada año, millones de niñas siguen sufriendo las consecuencias de un matrimonio precoz. Algunas de ellas son tan jóvenes que durante la boda sostienen juguetes entre sus manos. En estas circunstancias, se espera que se conviertan en madres en sus primeros años de adolescencia, cuando ellas mismas todavía siguen siendo niñas.

Según informes de Unicef, el 36% de las mujeres en todo el mundo de edades comprendidas entre los 20-24 años, fueron casadas antes de llegar a los 18 años.

Estos mismos informes estiman que 14 millones de adolescentes entre los 15 y los 19 años dan a luz cada año. Esto supone que estas niñas tengan un alto riesgo de morir durante el embarazo o durante el parto.

Las familias de estas niñas creen que casando a sus hijas tan jóvenes, las están protegiendo, pero nada más lejos de la realidad. La mayoría son casadas con hombres mucho mayores que ellas, algunos incluso de 60 años, y suelen conocerlos por primera vez en la ceremonia de la boda.

Muchas son forzadas a mantener relaciones sexuales y se convierten en pocos días en mujeres adultas a la fuerza, lo que conlleva un fuerte impacto psicológico en las niñas.

Además, en la mayoría de los casos, se exponen al virus del SIDA y otro tipo de infecciones, además de sufrir graves peligros por quedarse embarazadas demasiado jóvenes.

 Puede leer aquí un excelente  reportaje de Vanesa Moreno titulado “En 2020 142 millones de niñas cambiarán juguetes por marido, a veces de 60 años” . 
 

Fuentes: Huffington Post, Protestante Digital