GN Streaming Media Player

Descarga Biblia

e-Sword Home

La conductora infantil perdió un embarazo de nueve meses, pero le dedicó a su bebé unas palabras cargadas de amor.

Con el apoyo incondicional de su familia, Laura "Panam" Franco continua su recuperación física y emocional después de perder un embarazo de nueve meses. La conductora infantil le dedicó unas palabras llenas de amor a su hija, Chiara, quien murió hace 10 días, cuando faltaban unas pocas semanas para la fecha estimada del parto.

La nota fue publicada por la revista Caras de esta semana, en la que Panam reveló su lucha por volver a ser la misma tras la pérdida de Chiara. La conductora y su marido, Ricardo Pini, también son padres de Luca, de tres años.

"Tengo que aprender a convivir con este dolor", expresó Panam a la salida del Sanatorio Otamendi, donde pasó internada dos días después de la cesárea. Por eso, la rubia comenzó con el sano ejercicio de liberar sus sentimientos sobre el papel, para lograr así expresar su pesar.

"Chiara, mi amor:

Mamá quiere agradecerte los maravillosos nueve meses que has jugado y soñado dentro de mi panza. Hasta nos dimos el lujo de hacer una canción juntas... ¡Cómo disfrutamos al soñarla!
En realidad, cada palabrita me la dictaste vos, con todo el amor que me irradiabas.

'Siembre serás princesita,
la dulce bebita,
hadita de Dios.
Serás la niña mimada,
cuidada y amada,
Chiarita, mi amor'.

¡Y claro que siempre serás... porque siento a tu corazón latir más que nunca dentro mío! No te puedo ocultar que me duelen todos mis sentidos, absolutamente todos. Quiero olerte, quiero abrazarte, perderme en tu mirada, comerte a besos, escuchar tu llanto, escuchar tu risa.

Todos mis sentidos me duelen, hijita de mi corazón, como también le duelen a papá y al resto de la familia.

Pero, ¿sabés una cosa? Con tan sólo nueve meses en esta tierra, le estás dando un sentido a todo. El sentido es resignación y por sobre todas las cosas, lograste que nuestra creencia en Dios sea infinita.

Chiarita, mi eterna princesa, ¡cuánto nos estás enseñando en tu cortito paso por esta tierra!

Seguramente tu abuelo Félix ya te tiene a upa... ¡Es como si los viera a los dos! Y no sólo eso, como buen padrazo y angelito generoso que es, ya me sopló al oído que le cede su canción a su nieta para que todos los chicos te llenen de besos. ¡Sí! A vos,Chiarita de mi alma... A vos, ¡hijita de mi corazón! Porque nadie en el mundo va a cuidar y bendecir tanto a papá, a Luca y a mí, como vos con la luz de tu inocencia...

'Si estoy triste y oscurece
ella trae el sol
Chiara mi angelito
se instaló en mi corazón'.
¡Tengo la necesidad de llenarte de besos, hija!
¡No tengo dudas de que todos los besitos en el aire te colman de amor!
¡Gracias, Chiarita, por manifestarte en mí, y por latir en mi corazón!

Es vital para mí sentirte, percibir que estás adentro mío.
Es doloroso el vacío de tu partida, sólo se llena cuando te siento en mi corazón, cuando te hacés carne en mí.

Te amo, Chiarita.

¡Te amamos!

Papá, Luca y mamá te aman, ¡hasta el cielo ida y vuelta!"